15 junio 2007

El avión espacial de Astrium

Me voy a mojar. Es arriesgado hacerlo con tan poca información (prácticamente nula, una simple nota de prensa sin datos técnicos), pero creo que no me equivocaré mucho si afirmo que el presente anuncio de Astrium de su vehículo suborbital no es más que publicidad vacía. Al menos, por el momento, y en la configuración ilustrada.

No me extenderé sobre la noticia, que podéis leer en profundidad en el blog de Manuel Montes (Noticias del Espacio), o también de su fuente directa, Astrium, o en SpaceRef. Para quien no quiera leer mucho, se trata de un anuncio de un nuevo vehículo suborbital por parte de la empresa aeroespacial europea Astrium (la parte espacial de EADS) y el diseñador de interiores Marc Newson. Su objetivo serían los vuelos privados suborbitales, y anuncian que el diseño estará "terminado" en 2008 y que, si se diera entonces el visto bueno, el primer vuelo podría realizarse en 2012.

Bueno, pues mal empezamos: difícilmente podrán terminar el diseño en 2008 si aún no se le ha dado el banderazo de salida. El diseño de un vehículo como éste (o un "simple" avioncito similar, sin pretensiones espaciales) requiere de un mínimo de unos 3-4 años y de la participación de cientos (muchos cientos) de personas. Evidentemente, una empresa como Astrium no lanza un proyecto así sin un sólido análisis de mercado previo e incluso una cartera de clientes potenciales que den viabilidad al concepto. Y no, estoy seguro de que no hemos llegado aún a eso. Así que, si acaso, lo que tendrán para 2008 será justamente el "concepto" preliminar con el que iniciar un estudio de mercado y un análisis de viabilidad. Nada más. De diseño terminado, nada de nada. No me hace falta saber mucho más para poder asegurarlo.

Hablando, pues, de forma precisa, podríamos traducir la frase a que si en 2008 se diera el visto bueno al proyecto, daría comienzo el proceso de diseño con el objetivo de hacer el primer vuelo en 2012. Bien, eso podría ser. Justito, pero sí: es el plazo mínimo actual para tener un primer prototipo aeronáutico, más o menos. Aunque tratándose de un vehículo tan novedoso como el propuesto (mitad avión, mitad cohete), parece una declaración un tanto osada.

Pero bueno, en el fondo todo eso es lo de menos. Porque empezaba esta entrada diciendo que todo esto me parece simple publicidad vacía, del tipo de los prototipos de coches futuristas que de vez en cuando nos anuncian los grandes constructores automovilísticos y que nunca se hacen realidad: publicidad para llamar la atención sobre la marca, y poco más. Y voy a explicar por qué creo esto:

No sólo dudo que una empresa sólida como Astrium se vaya a aventurar en un territorio tan verde como el del turismo suborbital sin una sólida base; esto es más propio de pequeños y osados empresarios privados que de grandes empresas asentadas que no necesitan arriesgar tanto. Pero es que, además, el concepto ilustrado en los artículos que se han visto hasta ahora es poco menos que inviable.

¿Qué vemos en esas ilustraciones? Pues básicamente un pequeño reactor de negocios, con algunas ventanillas en el techo y echando fuego por la cola, que surca el espacio. Algo más propio de una película barata de ciencia-ficción que de sólida ciencia e ingeniería reales.

Y es que el avioncito pintado ¡tiene turbofans! Dos turbofans de los típicos de la aviación comercial, situados en la cola, así, a pelo, sin carenar "ni ná". Volando en hipersónico con su toma subsónica al aire, ahí, tan pancha. Hombreee... Un ejercicio artístico chulo, pero una aberración desde todos los puntos de vista. Sí, geniales para despegar, levantar al avioncito hasta una altura adecuada, y todo lo que quieras... hasta que se encienda el cohete. Y no será porque no se han hecho estudios similares, de combinación de turbofans, turborreactores y estatorreactores con motores cohete... pero no así, leches.

¿Y qué me decís del ala? No hay una clara vista en planta, pero parece una ala ligeramente aflechada, y de una apreciable envergadura, genial para un avión de negocios, pero a la que ya me gustaría a mi ver cómo aguanta una reentrada... Saltaría hecha añicos a poco que se iniciase la misma, incapaz de aguantar los esfuerzos aerodinámicos a esas velocidades. (ACTUALIZACIÓN: en el video que enlazo al final se ve claramente que es... ¡un ala recta! sin flecha ni ná, pá qué... ah, y de centrarla en el centro de gravedad ya ni hablamos, ¿a quién le importan esas pijadas cuando el resultado es tan "chulo"?)

En fin, un ejercicio penoso, que demuestra a las claras que el supuesto diseño que se terminaría en 2008 no pasa de lo que se entiende por diseño en el mundo industrial y de la publicidad: un ejercicio artístico sin ninguna base técnica. Es decir, lo que parece que hace Marc Newson, el supuesto socio para esta aventura: proyectos decorativos, más o menos.

En fin, al menos parece que el tema del turismo suborbital se ha puesto tan de moda como para que empresas con el renombre de Astrium lo utilicen para promocionarse. Pero la próxima vez, que pongan a alguien que sepa a supervisar lo que pintan sus artistas gráficos... Porque el resultado es realmente penoso. (Imagen: EADS-Astrium)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien, me propongo comentar la entrada de la manera más clara posible. Para empezar esta claro que la noticia tiene un poco de sensacionalismo en su presentación pero seamos sinceros: ¿qué noticia de esta índole no la ha tenido siempre? Aún recuerdo el primer vídeo de presentación del Space Ship One, idem de idem. De acuerdo, se vió que este proyecto se llevó a cabo, por tanto démosle tiempo a Astrium.

Segundo, estoy de acuerdo en afirmar que la primera fecha de 2008 es un poco precipitada para tener el diseño ya "en manos", por eso creo que han hecho bien en alargar la otra hasta 2012, pero si realmente una empresa europea quiere competir con el que puede ser el líder del futuro en el mercado de viajes espaciales debe de ponerse ya manos a la obra: si no recuerdo mal el Space Ship Two está a punto de caramelo.

De todos modos, no creo yo que una empresa de la talla de Astrium diga algo de este calibre a la torera (bastante tenemos ya en el panorama espacial internacional como para tirarnos piedras en nuestro tejado). ¿Vemos a Boeing anunciando algo de este tamaño y luego echándose atrás? No creo. Vale ha habido proyectos gordos que sí, pero esta es una rama "nueva" y relativamente viable.

Por último quería remarcar lo que para mi ha sido el quid de la cuestión en el supuesto proyecto. Me refiero a la idea de despegar, salir al espacio y volver todo con la misma nave. A diferencia del SSTwo que necesita una aeronave alternativa para llevarlo a altura de crucero y luego encender los cohetes, éste se supone que obviará la primera parte y mezclará todo en uno. Debido a ello, el presupuesto del proyecto se prevé que va a ser estratosférico pero antes o después todo derivará en una sola etapa.

Si todo esto no llega a buen puerto, al menos me quedará el consuelo de que sigue habiendo gente en europa no satisfecha con lo que tiene. Un saludo.

Javier Casado Pérez dijo...

Ojalá tengas razón. Desde luego, yo soy el primer sorprendido al encontrarme con algo tan poco sólido proveniente de Astrium (y digo poco sólido no por el proyecto en sí, del cual apenas se ha revelado nada en profundidad, sino de la propuesta tal y como se ha representado gráficamente, que es claramente inviable). Pero tampoco creo que debamos hablar de "anunciar algo así y luego echarse atrás"; basta con anunciar algo así, y luego dejarlo caer en el olvido, simplemente. ¿O no hacen eso constantemente los constructores de coches? ¿Cuántos "prototipos" futuristas habéis visto anunciados en revistas y ferias, que luego nunca se hacen realidad? Me temo que esto sea algo así, simplemente.

Totalmente de acuerdo en lo que señalas de la idea de despegar, subir al espacio, y volver en una misma nave: el concepto SSTO ("Single Stage To Orbit"), considerado a día de hoy como una de las mejores formas de reducir el coste del acceso al espacio con una nave totalmente reutilizable. Creo que en ese sentido la idea es buena, lo que critico es que dibujen un avioncito con un motor cohete "en el culo" y se queden tan anchos. Lo cual prueba que el "proyecto" tiene muy poquito fondo detrás, a día de hoy, pues parece que no pasa de ser una propuesta "de diseño" de Marc Newson, sin trabajo de ingeniería subyacente.

Quizás es que me ha faltado explicar un poco el porqué de mis críticas; lo haré brevemente:

- El avioncillo se ha ilustrado con motores turbofan en la cola. Estos motores se han ilustrado con una toma subsónica, la que vemos en los reactores convencionales, adecuada para velocidades hasta los 900 km/h, más o menos. El problema es que este cacharro tiene que pasar a supersónico cuando todavía está dentro de la atmósfera, y no sólo esos motores no le servirán para ello, sino que si echa mano del cohete para conseguirlo (que lo puede hacer perfectamente), esos turbofans se convertirán en una resistencia parásita enorme. Existen alternativas, como el uso de turbofans adaptados para vuelo supersónico (los de los aviones de combate, por ejemplo), o estatorreactores (aunque requerirían asistencia para iniciar el vuelo), o al menos una carena móvil que cierre con un cono la toma de estos motores cuando pasan el testigo al cohete; o quizás otras soluciones que ni se me ocurren, pero desde luego no lo que se ha pintado.

- Lo del ala es para "mear y no echar gota", con perdón. No sólo es un ala recta, adecuada sólo para el vuelo a bajas velocidades, sino que además está completamente descentrada con respecto al centro de gravedad del aparato. A ojo, ese ala debería estar mucho más hacia adelante. Vale que tiene un canard delantero, pero aún así el descentramiento del ala hacia atrás me parece descomunal.

En resumen, que no critico la idea de meterse en este tema (aunque sinceramente, me extraña un poco), sino lo que se ha presentado, que demuestra que no es más que un ejercicio de diseño gráfico. Que a lo mejor finalmente deriva hacia un diseño viable (ojalá, aunque tengo mis dudas), pero que en ese caso estoy seguro de que no se parecerá en nada a los dibujitos que se han presentado.

Pero bueno, a lo mejor yo estoy muy anticuado y estamos ante una nueva revolución en materia aerodinámica... pero mira que lo dudo... ¡Saludos!

Esquirol dijo...

Hola,
Normalmente, cuando una gran marca de automóviles hace un ejercicio de diseño de este calibre (desde el punto de vista mediático), se debe a dos posibles razones (objetivos): imágen de marca o sondeo de mercado. En el último caso, si se demuestra viable comercialmente, es cuando se propone el modelo de producción, aunque no siempre resulta igual que el prototipo por razones técnicas.
Creo que este tipo de mercadotecnia se puede trasladar al caso de Astrium (aunque no es descartable que, simplemente, el señor Newson se haya tirado el pisto a costa de Astrium...)
Respecto al comentario de Boeing y sus "marchas atrás" tenemos reciente el proyecto de avión transónico, finalmente sustituido por el más racional 787 Dreamliner.

Javier Casado Pérez dijo...

Totalmente de acuerdo, creo que por ahí deben ir los tiros. Pero ¿qué les cuesta dibujar con un pelín de criterio?