11 octubre 2008

La crisis llega a la ESA

Esta es una de esas noticias que raramente veréis publicadas. Más que nada, porque no es algo a lo que apetezca dar publicidad desde el lado institucional, y porque en nuestro entorno prácticamente no existen periodistas especializados en temas espaciales que indaguen en lo que no se cuenta.

Pues bien, lo cierto es que esta semana (hace apenas tres días) la ESA cambió drásticamente sus objetivos de cara a la próxima reunión ministerial de países miembros de noviembre (una de esas reuniones donde se discuten los presupuestos y prioridades de la agencia). Este cambio drástico consistió en un recorte de casi un 40% en el presupuesto previsto para los próximos años. Es una consecuencia directa de la crisis económica que parece agravarse por momentos, y supondrá un duro jarro de agua fría para todos los que veíamos con optimismo el futuro de Europa en el espacio.

En la práctica, el recorte supone que prácticamente podemos olvidarnos de ver nuevas iniciativas europeas en el espacio durante los próximos años, limitándose el presupuesto prácticamente al mantenimiento de lo que ya está lanzado o próximo a lanzarse. Nos olvidamos de futuras evoluciones del lanzador Vega, nos olvidamos de evoluciones del ATV (adios a la posible colaboración con Rusia en torno a un vehículo tripulado), prácticamente nos olvidamos de ExoMars y Aurora (o al menos seguirán muy al ralentí), y así un buen número de los que eran los más excitantes programas de la ESA para el futuro próximo.

En el terreno más político, parece que Italia es el país que más directamene repercute en el espacio los efectos de la crisis, retirándose de un buen número de programas. Se rumorea que el que ahora es el tercer país de la ESA por nivel de aportaciones (tras Francia y Alemania) podría pasar a ser el cuarto tras esta bajada, siendo sustituido por el Reino Unido en el tercer puesto, si se confirman las aparentes intenciones británicas de aumentar su inversión en el terreno espacial. En cuanto a España, habiendo alcanzado finalmente el nivel de aportaciones que nos corresponde en base a nuestro PIB, tras sucesivas subidas en los últimos años, parece que para 2009 simplemente se mantendrá ese mismo nivel (al menos esta es la propuesta incluida en los presupuestos generales del estado, pendientes de aprobación por el Parlamento); aunque inicialmente se esperaba que para 2009 aún subiera ligeramente nuestro nivel de inversión en espacio, parece que la situación económica ha aconsejado congelar esta partida presupuestaria, que al menos ha conseguido mantenerse en el nivel más alto de la historia de nuestro país.

En fin, ésta es la situación. Nada halagüeña, la verdad, teniendo en cuenta que hace apenas unos meses todo parecía apuntar hacia un futuro brillante de la aportación europea a la exploración del espacio. Son malos tiempos para la lírica…

10 comentarios:

monsieur le six dijo...

Una pena, pero no creo que seamos la excepción. A buen seguro que las otras agencias acabarán realizando recortes similares. Los próximos años en la astronáutica mundial están claros: lanzamiento de unos pocos satélites, alguna sonda cuyo proyecto ya está iniciado, y con suerte mantener la ISS. De la Luna y Marte, por supuesto, olvidémonos.

Daniel Marín dijo...

Como dices, podemos decir adiós al ACTS ruso-europeo. Está claro que el programa espacial tripulado se le va a escapar una vez más a la ESA...parece que hay una maldición.

Un saludo.

Javier Casado Pérez dijo...

En realidad, no es que podamos decirle adios, como una suposición más o menos segura... es que se le ha dicho adios ya. Los programas de los que digo que podemos olvidarnos por el momento tienen presupuesto cero tras el reciente cambio. ExoMars y algún otro mantienen un presupuesto ínfimo que permitirá poco más que algún estudio técnico de poca monta. No hablaba de suposiciones (aunque es cierto que no lo debaba claro), he visto los presupuestos por programas y la cosa está muy malita... Pena, penita, pena...

Miguel dijo...

Mal augurio xa alguien que quiere empezar su carrera en el sectro espacial... habra que tirar de los avioncitos mientras, jejeje

Jose Luis dijo...

Por supuesto. Era demasiado esperar que los recortes presupuestarios vinieran a afectar a los "telefonos para maltratadores" o a los cientos de asesores políticos de Zapatitos, o las desmesuradas subvenciones de las placas fotovoltaicas y aerogeneradores para elevar aún mas el precio de la electricidad...

No, es mucho más fácil recortar el presupuesto de la ESA. Total, ¿quien se va a enterar?

Manda huevos!

Anónimo dijo...

Jose luis parece que no te has leido el artículo porque se lee bien clarito que el presupuesto español se congela, no se reduce...

Jose Luis dijo...

Viene a ser lo mismo, si aumenta el PIB y una partida se congela, es en toda regla una reducción. De la misma manera que congelar el sueldo de los funcionarios ante un aumento del IPC resulta en una disminución de su poder adquisitivo.
Pero no hace falta entrar en esos relativismos. Lo evidente es que a pesar de haber alcanzado la cuota que nos corresponde por nuestro peso económico ahí se va a quedar la cosa, no esperemos un mayor impulso por parte de nuestro gobierno a no ser que algún enchufado de la Moncloa pasase a dirigir la ESA, jeje, entonces si que veríamos crecer la partida presupuestaria. Para los amiguetes (como actores y cantautores) siempre hay dinero!

Galina dijo...

Hola Javier.
Varias cosas. Una, que si te apetece y no me consideras una pesada, leas esto que escribí el otro día:
http://anal-izada.blogspot.com/2008/10/where-no-man-has-gone-before.html
Otra, que te he votado y mañana verás un 2 en tu casillero (al menos) en vez del 1 que figura ahora.
Otra más, es que bajo ningún concepto te estoy pidiendo una reciprocidad en ese asunto de las votaciones que ya me tiene harta. De hecho ya estás votado y eso es algo irremediable.
Finalmente, muchos besos desde Hungría de una judía rusa a la que tienen infravalorada en Roskosmos como a una chica para todo.

Javier Casado Pérez dijo...

¿Por dónde empiezo? Bueno, muchas gracias por tu voto, gracias a ti he mejorado un 100% :-). También he leído tu artículo, y lógicamente estoy de acuerdo con él (aunque no lo esté del todo con el argumento de los "spin-offs" de la actividad espacial, que me parece una relativa falacia; llevaría tiempo explicarme).
Y por último, decir que me ha llamado mucho la atención su última frase: una judía rusa que trabaja en Roskosmos en Hungría, y habla un español perfecto... Luego he consultado tu perfil y me he quedado más estupefacto si cabe... Y tras ojear tus blogs... bien, no sé muy bien qué pensar, empezando por tu "curioso apellido", pero en cualquier caso, me descubro.
Espero seguir contando contigo como lectora, y que no sea una consecuencia puntual del concursillo ese... ¡Saludos!

Anónimo dijo...

¿La crisis es verdadera ?
Cuento
Del escritor latinoamericano: Gabriel García Márquez


Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora mayor que tiene dos hijos, uno de 19 y una hija de 14.
Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:
'No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo'.
El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:
'Te apuesto un peso a que no la haces'. Todos se ríen. El se ríe.
Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla,
Y él contesta:
'es cierto, pero me he quedado preocupado de una cosa que me dijo mi madre esta mañana
sobre algo grave que va a suceder a este pueblo'.

Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde está con su mama, feliz con su peso y le dice :
Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla porque es un tonto.
¿Y por qué es un tonto?,
Porque no pudo hacer una carambola sencillísima, según él preocupado con la idea de que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este pueblo.

Y su madre le dice:
No te burles de los presentimientos de los viejos porque a veces salen.

Una pariente que estaba oyendo esto y va a comprar carne y le dice al carnicero:
'Deme un kilo de carne', y en el momento que la está cortando, le dice:
Mejor córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado'.

El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar un kilo de
carne, le dice:
'mejor lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas'.
Entonces la vieja responde:
'Tengo varios hijos, mejor deme cuatro kilos...'
Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora agota la carne, mata a otra vaca, se vende toda y se va esparciendo el rumor.
Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto a las dos de la tarde.
Alguien dice:
¿Se ha dado cuenta del calor que está haciendo?
¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor!
Sin embargo, dice uno, a esta hora nunca ha hecho tanto calor.
Pero a las dos de la tarde es cuando hace más calor.
Sí, pero no tanto calor como hoy.
Al pueblo todos alerta, y a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y se corre la voz:
'Hay un
pajarito en la plaza'. Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito.
Pero señores, dice uno siempre ha habido pajaritos que bajan aquí.
Sí, pero nunca a esta hora.
Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo, que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.
Yo sí soy muy macho, grita uno. Yo me voy.
Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde todo el pueblo lo ve.
Hasta que todos dicen:
'Si éste se atreve, pues nosotros también nos vamos'.
Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo.
Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:
'Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa', y entonces la incendia y otros incendian también sus casas.
Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en medio
de ellos va la señora que tuvo el presagio, le dice a su hijo que está a su lado:
¿Viste m'hijo, que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?


Esto es lo que en sociología llaman "la profecía autocumplida" o "el efecto Pigmalión".

Por eso:
· No hagas caso del rumor.
· No seas un instrumento para crear el caos.
· Lo negativo atrae a lo negativo
· Sé POSITIVO.
· Tratemos de construir con visión de futuro y no de destruir lo que tenemos.

Exitus Ascendant