05 abril 2011

Volviendo a las andadas

Sí, veo que vuelvo a las andadas. Es decir, que escribo poco en el blog. Parecía que retomaba el ritmo, pero veo que no. Y, aunque razones hay varias, como ya dije en su día, desde hace meses hay una que tiene cierta relevancia, y que me está haciendo plantearme incluso la diversificación del blog o la apertura de un segundo blog independiente. Y es que últimamente escribo más sobre otras cosas que sobre astronáutica; supongo que eso “alivia mis ansias escritoras”, y el resultado es el relativo abandono a que se ve sometido este blog.

Como decía, razones para el abandono hay muchas; repasaré algunas, esperando no aburriros con mis cosas (y si no, siempre podéis dejar de leer en cualquier momento :-):

1. Tengo poco tiempo. Aunque ésta es una pobre excusa, porque hace años que sufro esta situación (los que tengáis hijos ya sabéis de qué hablo; y desde que nació el segundo, la cosa se desbordó). El tiempo siempre es escaso. Y la fecha de la jubilación se aleja con cada nueva legislatura… >:-(

2. Parece que ahora hay menos chicha de la que hablar. Este blog nació poco después del anuncio de la nueva visión de Bush, y entre políticas fantasiosas (porque aunque ahora sea fácil decirlo, lo cierto es que siempre me lo pareció, y no tenéis más que revisar el histórico de artículos) y los siempre jugosos comentarios y discursos del inefable Michael Griffin, probablemente el administrador más bocazas que haya tenido la NASA (independientemente de cómo se valore su gestión, dudo que nadie pueda contradecirme en esto), lo cierto es que durante unos años este blog tuvo buen jugo que sacarle al panorama astronáutico, especialmente el norteamericano. Hay que reconocer que, sea cual sea la valoración que le podamos dar a la política espacial norteamericana en estos años, hay una cosa que no podemos negar: que mantuvo la discusión sobre astronáutica en el candelero mediático durante todo este tiempo; vale, un candelero pequeñito, diminuto, semioculto entre otros temas de actualidad… pero infinitamente mayor que a lo que estábamos acostumbrados y a lo que hemos vuelto una vez que Obama nos dio dos tortazos para despertarnos y devolvernos a la cruda realidad. En fin, resumiendo, que este blog, que siempre fue fundamentalmente de análisis y opinión, ha perdido buena parte de sus “estímulos” para mantenerse como una opinión crítica. Ahora parece que hay menos cosas que criticar, o al menos, no son tan llamativas. Pero, aunque esto es cierto y puede afectar a una reducción de los artículos del blog, tampoco sería una razón definitiva: siempre he hablado también de otras cosas en el blog, no todo ha sido hablar de Griffin y del programa Constellation.

3. Tengo otros hobbies. Pues sí, para bien o para mal, lo cierto es que tengo poco tiempo libre y demasiadas aficiones. Escribir es una de ellas, pero no la única. Además, mis hobbies a veces son cambiantes: surgen algunos nuevos (aunque esto es menos frecuente), y sobre todo, a rachas, se potencian unos y se debilitan otros (aunque más adelante pueda invertirse la situación de nuevo). Escribir es uno de estos hobbies, y tiene que competir con los demás. Y siempre ha tenido competencia… pero puede estar sufriendo uno de esos ciclos. Por cierto, si existe por ahí algún mecenas que pueda mantenerme, abandonaré gustoso mi trabajo para dedicarme a mis múltiples hobbies y así escribiré mucho más, lo prometo. Lamentablemente, parece que esto del mecenazgo ya no está de moda…

4. ¿Saturación? Dice la canción que veinte años no es nada… pero todos los años que llevo escribiendo sobre astronáutica quizás sean mucho. Que al fin y al cabo, el tema tampoco da para tanto. Me gusta, sí, pero llega un momento en que… ¿qué más puedes profundizar? Vale, sí, siempre se puede seguir hasta el infinito y más allá, pero no soy de esos. No me importa cómo se llamaba la cuñada de Korolev o el número de remaches con el que se sujetaba la junta de la trócola del Saturn V, por decir algo. Quiero decir que, para mí (y es una opinión personal, respeto a quien no lo vea así), seguir profundizando en un tema más allá de cierto nivel empieza a dejar de tener sentido. Y 50 años de historia de un tema tan específico como la exploración espacial tampoco dan para tanto, seamos sinceros. Más cuando es algo que, en mayor o menor medida, tiene relación también con mi trabajo habitual. No voy a decir que me canse… pero digamos que el interés va decreciendo.

5. El redescubrimiento de una antigua pasión. Hace algún tiempo me compré un Kindle. Tiene relación con el punto 3 (hobbies), pero por su importancia merece reseñar aparte. No sé si la etapa durará mucho o poco, pero desde el verano pasado no paro de leer. Siempre me ha gustado la lectura, pero no leía tanto desde que estaba en el instituto (la exigencia de la carrera me impidió prácticamente dedicarme a la lectura lúdica, y luego, supongo que por inercia, nunca volví a aquellos niveles). Bueno, mejor dicho: leer sí que leía mucho, pero no tanta novela (que me encanta), sino sobre todo libros técnicos (y la mayoría en inglés); pasión, lo que se dice pasión… no suelen provocar estos libros, por interesantes que sean. No entraré en las razones de este redescubrimiento de la pasión por leer, que cualquiera que tenga un lector electrónico entenderá, y el que no lo tenga probablemente no (yo mismo no lo habría entendido antes de tenerlo, nunca habría pensado que llegaría a preferirlo sobre los libros en papel). El caso es que antes leía mucho sobre astronáutica… y ahora leo muchísimo de todo, a costa, en buena medida, de la astronáutica. Esto influye de dos formas: me quita tiempo para escribir, y me resta fuentes de inspiración para el blog, al leer menos sobre el tema.

6 y último (creo). En relación con lo anterior, ahora escribo mucho sobre libros. Mi “desahogo escritor” se ha desviado en parte de este blog a foros sobre literatura. Ahora escribo a menudo opiniones sobre libros que he leído (extensas opiniones a veces; los que estáis acostumbrados a este blog ya sabéis cómo me enrollo ;-), y eso no sólo vuelve a restar del escaso tiempo libre disponible, sino que, principalmente, satisface esa “necesidad escritora” o comunicadora que antes satisfacía en buena medida con este blog.

Y en relación con este último punto (o casi diría que confesión :-), me estaba planteando si derivar esas opiniones sobre libros (llamarlo críticas literarias me parece excesivo, no me considero con nivel para ello) a este mismo blog, reconvirtiéndolo en un blog personal multitemático; o quizás crear un blog paralelo dedicado a eso, a opiniones y comentarios sobre libros de todo tipo. No sé, probablemente no haga ninguna de las dos cosas, pues meterlo en éste me parece fuera de lugar, y mantener dos blogs cuando con sólo uno ya lo tengo abandonado me parece querer abarcar demasiado. Pero bueno, me gustaría conocer vuestras opiniones sobre el tema, si es que habéis aguantado mis elucubraciones a lo largo de esta entrada ;-)

9 comentarios:

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Hola Javier.

O en este blog o en otro, pero estoy muy interesado en conocer tus opiniones y recomendaciones literarias.



Enhorabuena por tu trabajo

Un saludo

omalaled dijo...

Ni lo dudes: en este mismo blog. Cualquier opinión sobre cualquier libro sería bienvenida :-)

Salud!

Anónimo dijo...

Echo de menos tus comentarios, sobre proyectos y misiones espaciales con participación española.

Saludos

Juan

fegarevi dijo...

Javier, como lector casi compulsivo que soy, pienso que en este mismo blog. Al Espacio le quitas la mayúscula y añades un "y mas". Quedaría:
El espacio de Javier Casado. Un lugar para debatir sobre astronaútica y espacio y más"

Saludos

Federico

Javier Casado Pérez dijo...

Para el anónimo: ¿por qué será...? :-)))) En serio... la verdad es que, desgraciadamente, sobre proyectos espaciales con participación española no hay mucho que hablar. La representación del sector espacial en nuestro país es muy pequeñita en general, y nuestro nivel de participación en los programas en los que participamos... pues lo mismo. Sólo cuando en algún programa ese nivel aumenta de forma significativa, considero que merece la pena mencionarlo. Lamentablemente, ocurre poco a menudo...

Para los demás que habéis intervenido: gracias por vuestros comentarios e interés en el tema de los libros. Parece que el interés es minoritario, teniendo en cuenta que sólo os habéis pronunciado tres :-)))) Pero aún así... bueno, ya veremos. De momento da la casualidad de que están ocurriendo cosas que me motivan para volver a escribir un poco sobre astronáutica, ya veremos más adelante ;-) Gracias de nuevo.

Homeworld dijo...

Coincido con que Kindle engancha y mucho. Espero seguir pudiendo leer tu blog en esta magnífico formato.

grancook dijo...

Cuando personas interesadas en astronautica acuden a un blog sobre el tema, buscan eso, astronautica (libros, historia, avances, proyectos, etc...). a no ser que tus criticas literarias tengan que ver con el tema en cuestion creo que el blog se convertiria en un monstruo de dos cabezas del que seguramente yo huiria.
Por cierto, la compañia space-x esta animando mucho el cotarro ultimamente, aunque no haya noticias todos los dias, creo que hay mas que de sobra para mantener un blog como este tal como esta y no dejarlo morir.
Gracias por tu esfuerzo.

Jimmy Murdok dijo...

A mi me gusta mucho tu punto de vista. Le pones mucha opinión y esto está bien. Al blog, dedícale lo que te apetezca y listos.

Para los comentarios sobre cosas fuera de la astronáutica, para empezar los puedes poner aquí. Si ves que hay muchos, entonces separas a "la hidra" y listos.

Saludos!

Luis Hevia dijo...

Javier, hay gente que vale para el deporte, y juegan al futbol y lo hacen bien, y si juegan al balonmano también destacan, y si se trata del atletismo también. Tu escribes sobre astronautica y lo hace muy bien, porque te informas y sabes ser ameno en tus explicaciones. Seguro que si hablas de otros temas lo harás también muy bien.
Si me permites un consejo: haz lo que te de la real gana y sigue disfrutando con ello.