31 mayo 2006

Panfleto Antipedagógico

Permitidme que hoy me separe un poco del tema central de este blog para presentaros, a quien no lo conozca, una obra que considero de un gran interés para los que vivimos en España.

Se trata del "Panfleto Antipedagógico", de Ricardo Moreno, una profunda reflexión cargada de un sentido común aplastante sobre el grave problema que vive la educación pública en España. El autor (catedrático de matemáticas y doctor en filosofía, autor de varios libros y profesor de universidad e instituto) lo escribió como una llamada a toda la sociedad, para ser distribuido libremente por internet, e intentar llamar la atención sobre las raíces del problema en busca de una solución urgente; y fue tan grande el éxito y la difusión que adquirió, que recientemente, algo ampliado, ha sido publicado como libro. El texto, que unos pocos califican de reaccionario, ha recibido los elogios de intelectuales y políticos de izquierda (incluidos relevantes miembros del PSOE), confesándose el propio Ricardo como votante de este mismo partido que en su día inició el cambio educativo cuyas consecuencias hoy vivimos y cuyos errores ninguno de los diferentes gobiernos ha sido capaz de reparar hasta ahora. Pero es que el texto de Ricardo no es político: como decía al principio, es puro sentido común, y éste no entiende de derechas o de izquierdas. Es una llamada, un grito a la reflexión para intentar reparar el inmenso daño que estamos haciendo a las próximas generaciones de este país.

Este blog es un lugar de reflexión y debate sobre la astronáutica y el espacio, sobre la ciencia y la tecnología. Y la ciencia y la tecnología necesitan de unos jóvenes bien formados para seguir progresando adecuadamente en el futuro.

Yo me eduqué en la escuela pública, y estoy orgulloso de la formación que recibí. Hoy, la educación pública en España ha caído hasta niveles vergonzosos. Lo fácil y simplista es achacar el problema a la inmigración; también Hitler achacaba todos los problemas de Alemania a los comunistas y los judíos, consiguiendo así el apoyo de una población deseosa de identificar la razón de sus problemas. Presentar un chivo expiatorio es una solución simplista y populista a la vez. Ricardo Moreno, por el contrario, identifica en su "Panfleto" las verdaderas raíces del problema educativo, que nada tienen que ver con estos comentarios que oímos cada día por ahí. Esas raíces no son tan simples, aunque tras leer el Panfleto aparecen como evidentes; identificarlas es crucial para poder actuar de verdad contra el problema.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el panfleto y tus observaciones.
Gracias a Moreno Castillo se sabrá cuál es la realidad de la enseñanza pública en España, cosa que, gobierno tras gobierno (da igual el color que tengan) ha estado muy empeñado en ocultar.

Javier Casado dijo...

Sinceramente, no creo que nadie lo haya querido ocultar, creo que simplemente los gobiernos han tenido (y tienen) los ojos muy cerrados con respecto a este problema, y por eso es importante abrírselos. La verdad, no creo que ningún gobierno esté interesado en estropear la educación pública; otra cosa es que unos puedan tener más interés que otros en la pública o en la privada, o en favorecer una más que la otra... pero nadie en su sano juicio querría estropear la educación pública a sabiendas.
De todas formas, es que la ideología política no tiene nada que ver con las desastrosas reformas educativas a las que hace referencia Ricardo Moreno en su panfleto. Dichas reformas se hicieron, estoy convencido, con la mejor intención, pero el resultado ha sido desastroso. Ahora lo que hay que hacer es abrir los ojos y corregirlo cuanto antes, pues el daño que se está haciendo a algunas generaciones puede ser irreparable.

Iru dijo...

No tengo ninguna duda de que las reformas se hicieron con la intención de mejorar la enseñanza, pero el fracaso ha sido monumental.
Hoy, 26 de noviembre de 2006, en El País insiste en sus excelentes proposiciones el señor Moreno finalizando con la frase:

'Cuando los hechos contradicen las ideas podemos negar los hechos o rectificar las ideas. Mientras los creadores de la reforma sigan negando los hechos, el desastre educativo irá en aumento. Ya va siendo hora de que rectifiquen sus ideas'

Pues bien en el artículo que en la misma página escribe el sr. Marchesi no hay ni ninguna intención de reconocer el inmenso fracaso que ha supuesto su LOGSE. Entre la verborrea excelentemente escrita vuelve a lo mismo, más y más recursos, más sindicatos, más ... lo de siempre.

Anónimo dijo...

Estoy harta de ver incultos sin idea de educación comentando y proponiendo soluciones absurdas. El panfleto antipedagógico es muestra de ello. ¿Qué validez tiene un artículo sin fuentes bibliograficas? Niguna. NI para mí, ni para la comunidad cientifica. Si quereis creeros lo que dice el planfleto adelante, pero os recomiendo leer su respuesta: La pedagogía no tiene la culpa, una obra de verdad, de las que se deben difundir, y no esto.

Anónimo dijo...

"Estoy harta de ver incultos sin idea de educación comentando y proponiendo soluciones absurdas. El panfleto antipedagógico es muestra de ello. ¿Qué validez tiene un artículo sin fuentes bibliograficas? Niguna. NI para mí, ni para la comunidad cientifica. Si quereis creeros lo que dice el planfleto adelante, pero os recomiendo leer su respuesta: La pedagogía no tiene la culpa, una obra de verdad, de las que se deben difundir, y no esto."

Gran nivel argumentatorio, sí señor. Llamar inculto aun catedrático de matemáticas y doctor en Filosofía es una gran muestra de madurez y cultura.

La pedagogía SÍ tiene la culpa.