25 mayo 2006

¡'Peaso' notición!


AVISO: No se me ofenda nadie, que esto va en tono muy crítico, pero jocoso, y con un lenguaje de charla de café. Así que hale, allá va:

El otro día me encontré con un ejemplo más de los a menudo desastrosos artículos que se publican en la prensa española sobre temas espaciales (y de ciencia, en general).

No revelaré el nombre del periódico (que es un periódico de primera línea, de tirada nacional), ni el del periodista que firmaba el artículo, porque no es relevante: ocurre en todos. Y eso es lo verdaderamente penoso. Porque no estoy pidiendo que los periodistas sean expertos en el tema (aunque los que escriben la sección de ciencia y tecnología deberían tener alguna base un pelín mejor), pero sí que al menos contrasten mínimamente las informaciones, y no cometan errores flagrantes como los de este caso. Y si de algo no sabes, no te lances a la piscina, y no te salgas de la información básica intentando hacer florituras, porque lo más seguro es que la cagues, con perdón. Como en este caso. Recordando la versión jocosa de la letra de un pasodoble: "¿si no sabes torear, 'pá' qué te metes?"

El artículo en cuestión fue publicado el 15 de mayo de 2006, anunciando el concurso lanzado por la NASA para el diseño del futuro módulo de alunizaje que deberá devolver a astronautas americanos a la Luna en la década de 2020, de acuerdo a la "visión" de Bush. Y ahí ya empezamos mal, porque aparece el día 15 como noticia algo que se hizo oficial el día 5. Pero claro, ya sabemos que este tipo de artículos se meten a menudo "de relleno", cuando no hay nada "mejor"... Y prefiero pensar que fue eso, y no que el periodista no se enteró hasta el día 14 de la noticia, porque eso ya sería más grave...

Pero bueno, ¿a quién le importa un desfase de casi dos semanas en noticias como ésta? Total, como si no la publican... Al fin y al cabo, estas noticias parecen cumplir más o menos la misma función que las tiras cómicas o el crucigrama: entretener al respetable. En fin...

De todas formas, el tema de las fechas podemos perdonarlo, pero los errores flagrantes en el texto, de ninguna manera. Y me refiero a (cito literalmente) "con la agencia bajo unos brutales recortes de presupuesto, los estadounidenses han decidido aliarse con la agencia espacial china para desarrollar un nuevo vehículo espacial capaz de volver a mandar hombres a la Luna". ¡TOMA YA! ¡QUÉ NOTICIÓN! Pero si ahora resulta que los americanos y los chinos van a ir de la manita a la Luna, como amigos de toda la vida... Hay que jod...

La frasecita demuestra no ya que se haya metido la pata, que se haya interpretado mal alguna lectura, o que de algún modo se haya cometido un error disculpable, como humanos que todos somos. No: la frasecita demuestra que no se tiene ni idea ni del escenario en el que se está moviendo la actividad espacial a nivel internacional, ni del contexto geopolítico en el que se desarrolla esta supuesta cooperación. Y como mínimo, un periodista debería conocer esto último. Y si es que ha malinterpretado una lectura, al menos su contenido debería extrañarle lo suficiente como para buscar confirmación. Pero no, ¿para qué? Si es normalísimo, que los chinos y los americanos vayan a ir juntitos a la Luna, ¿por qué no?

En fin, "pá habernos matao". Sí, estoy de coña, pero es que no es para menos. Pero claro, de algún sitio habrá sacado el angelito esta información, ¿no? Pues sí: del hecho de que recientemente ha habido ciertas reuniones bilaterales China-EE.UU. en las que se ha hablado, entre otros muchos temas, del tema espacial. A primeros de abril, el responsable del programa espacial chino, Luo Ge, visitó los Estados Unidos, y en una reunión con su homólogo Michael Griffin lamentó la cerrazón norteamericana a cualquier cooperación en temas espaciales. Recordando "lo abiertos" (en sus palabras) que encontró a los norteamericanos respecto a una posible cooperación en los años 80 y primeros 90, se encontraba con que "ahora es exactamente lo contrario". Vaya, pues sí que leyendo esto parece fácil interpretarlo como que van a ir juntitos a la Luna, ¿no?

Pero bueno, a lo mejor como a Luo Ge lo dejaron pasar en el aeropuerto, podemos interpretarlo como que las cosas van de maravilla y que los programas espaciales de ambos países van a fundirse en uno...

Claro que a lo mejor estoy exagerando. Puede que el pobre se confundiera con la posterior visita del presidente chino, Hu Jintao, a los Estados Unidos, pocas semanas después (finales de abril). En sus conversaciones con Bush salió (entre muchíiiisimos otros temas, y casi "de refilón") el tema espacial. Y claro, ¿qué van a decir dos políticos profesionales en una visita oficial con las sonrisas puestas en la cara? ¿"Te vas a cag..., cacho cabr..., que voy a llegar a la Luna antes que tú"? Pues no me imagino yo esa frase... Con lo bien que queda decir que a ver si cooperamos un poquito en estas cosas, que mira tú que bien, con lo amigos que somos... Y es que eso fue lo que se dijo. En palabras del secretario de asuntos asiáticos: "El presidente (...) ofreció enviar a China al administrador de la NASA para empezar a hablar sobre exploración lunar con los chinos, para hablar sobre algunas de las cosas que tenemos que hacer en el espacio (por ejemplo, evitar la basura espacial, y otros temas)."

Vale, un estudiante de secundaria podría engañarse leyendo estas palabras, pero un periodista no debería hacerlo. ¿Qué es lo que se dice aquí? Simplemente, que más adelante se mantendrán conversaciones para ver en qué se puede cooperar. Nada más. Se menciona la luna porque queda bien, pero no hay el más mínimo compromiso. Por otra parte, cooperar en la exploración lunar puede significar enviar una sonda de un país con un instrumento científico del otro, punto. Y esto es infinitamente más probable que hablar de mandar astronautas en una misión conjunta. Y eso suponiendo que salga algo en claro de esas futuras conversaciones (a celebrar el próximo otoño), en las que los chinos querrán que los americanos relajen su veto sobre el envío de satélites americanos al espacio, y los americanos quizás cedan algo en ese terreno a cambio de contrapartidas comerciales en algún otro. Y esto debería leerlo entre líneas cualquier periodista que se precie. Y si no, como decía al principio, como mínimo debería extrañarle la hipotética cooperación, lo que debería hacerle investigar un pelín (con un pelín vale, os lo aseguro) para llegar a estas mismas conclusiones.

De vergüenza, la verdad. Porque repito lo que decía el "periodista": "los estadounidenses han decidido aliarse con la agencia espacial china para desarrollar un nuevo vehículo espacial capaz de volver a mandar hombres a la Luna". Tergiversar la realidad es poco. Es que sobran los comentarios...

Claro, que la joya de artículo no se para ahí. Y para terminar de rematarlo, tenemos el último párrafo: “la NASA lleva años intentado elegir el diseño del que será la nave espacial que sustituya a los transbordadores espaciales, que tiene previsto ‘jubilar’ en el año 2010. Pero para llevar hombres a la luna, no sólo hace falta una nave capaz de llegar hasta allí sino también tener un módulo que se pueda desenganchar del vehículo, bajar hasta la Luna y luego volver a elevarse, algo que hasta ahora sólo han hecho el ‘Eagle’ y el ‘Apollo’” (en negrita en el original, no es cosa mía; será que estaba orgulloso de la frasecita).

¿La NASA lleva años intentando elegir el diseño? Hombre, lleva dos años justitos trabajando en el tema, y el diseño básico ya se eligió el año pasado. Pero eso no es lo peor... ni tampoco el uso de la palabra "desenganchar", aunque parezca de redacción escolar... lo peor es el final: "algo que hasta ahora sólo han hecho el Eagle y el Apollo". ¡...oño! Y yo sin enterarme... Si ahora resulta que fueron proyectos distintos...

¿Qué cree el periodista, que son dos tipos de naves? ¿O que sólo llegaron dos misiones a la superficie lunar, y que una se llamaba Eagle y la otra Apollo? Tiene coj... la cosa, con perdón, que ya sé que estoy muy mal hablado hoy. Este tío (o tía) no tiene ni p... idea de lo que está escribiendo, y para eso más valía que se callase, porque cuanto más escribe, más la caga. Porque como decía al principio, no pido que sepa que el nombre del primer módulo lunar era Eagle, y que pertenecía a la misión Apollo 11, que estaba integrada dentro del proyecto Apollo, en el curso del cual 6 misiones llegaron a la superficie lunar... no le pido nada de eso, que sólo nos importa a los cuatro locos por estos temas... pero sí le exijo, porque ése es su trabajo, que si lee algo al respecto, se entere bien de lo que lee antes de intentar repetirlo a su manera y no dando pie con bola.

Bueno, termino ya. Lo malo de esto es que no es un caso anecdótico del que reírse un rato (por no llorar...). Lo verdaderamente triste es que estas situaciones se repiten desgraciadamente con una vergonzosa asiduidad. Y uno puede pensar que, total, no es tan grave, que al fin y al cabo no es un tema tan importante, que lo del espacio es sólo un entretenimiento para leer en el periódico entre guerras, inundaciones y escándalos políticos. Pero no nos engañemos: ¿qué fiabilidad adquieren el resto de artículos tras comprobar el rigor con el que escriben ciertos "periodistas"? Penoso.

No quiero meter aquí a todos los periodistas, ni muchísimo menos. Afortunadamente hay muy buenos profesionales en esto, y quiero pensar que los que actúan con esta flagrante falta de profesionalidad son una minoría. Pero sean o no minoría, creo que hacen mucho daño, al poder desvirtuar el buen trabajo de todos los demás. Por eso, deberían ser sus propios jefes los primeros interesados en acabar con este periodismo de opereta. Creo que es importante.

1 comentario:

Javier Casado dijo...

Hoy muchos periódicos españoles y latinoamericanos publican la noticia, distribuida por la agencia EFE, de que (cito textualmente): "La NASA inició ayer el proyecto Constelación para llevar nuevamente un hombre a la Luna y preparar viajes tripulados a Marte en las próximas décadas."

Vaya, pues algunos debemos tener premoniciones dignas de psiquiatra, porque esta frase ya la habíamos leído hace más de dos años.

Basta ir a la página de la NASA en busca del motivo que ha originado esto, y se lee claramente el titular "Building NASA's New Spacecraft: Constellation Work Assigned". Y leyendo sólo un poquito más, se ve que lo que se hizo ayer fue asignar diferentes responsabilidades del proyecto entre los diferentes centros de la NASA. Vaya, sí que era difícil decir las cosas bien...