13 noviembre 2009

Japón apuesta por la energía solar… desde el espacio

Es como el Santo Grial de la energía en los últimos años, después del entusiasmo inicial por la fusión nuclear (hoy aún muy lejana a nivel comercial) o por la fusión fría (esa anunciada revolución energética que nadie pudo nunca reproducir). Ahora, la promesa energética del futuro próximo es la generación de energía eléctrica en el espacio a través de placas solares, con su posterior envío a la Tierra a través de enlaces de microondas.

La idea tiene unos cuantos años, aunque lo cierto es que últimamente los defensores de esta forma de generar energía han empezado a armar bastante ruido, consiguiendo hacer conocida a nivel popular esta promesa energética. Aunque en principio el concepto no se diferenciaría mucho de la generación energética que ya conocemos a través de placas solares fotovoltaicas, presenta la ventaja frente a las placas terrestres de una mayor eficiencia, por contar con más horas de iluminación (buscando la órbita adecuada se podría llegar a una iluminación casi ininterrumpida) y con una mayor intensidad de la radiación solar, al eliminarse el filtro impuesto por la atmósfera. Y, por supuesto, sin tener que preocuparse por los días con mal tiempo…

Los inconvenientes se encuentran en dos aspectos principales: por una parte, la transmisión de la energía generada, aunque ya se han llegado a realizar experimentos en tierra que validan el concepto (aunque siempre con potencias muy inferiores a las que se utilizarían en caso de poner la idea en funcionamiento). Y, por otra parte, el mayor inconveniente está en el coste de la instalación: la fabricación y puesta en órbita de los enormes satélites encargados de generar la energía en el espacio hacen que esta idea a día de hoy sea prácticamente inviable económicamente, más que nada por el coste de lanzamiento.

De hecho, éste es uno de los argumentos más utilizados por aquellos que propugnan el desarrollo de nuevos lanzadores reutilizables (a menudo bajo el concepto “avión espacial”) que deberían reducir significativamente el coste de acceso al espacio; como digo, los defensores de estos sistemas a menudo aluden a la generación de energía solar en órbita como una de las tecnologías que serían posibles gracias a la introducción de esa nueva generación de lanzadores de bajo coste. Pero todo esto, a día de hoy, no son más que palabras.

Por eso, me ha sorprendido encontrarme con unas declaraciones que, aunque por ahora tampoco pasan de palabras, sí parecen contar con un respaldo más sólido que el que tenía todo lo oído hasta ahora. Me refiero al plan del gobierno japonés de poner en marcha un proyecto encaminado a obtener energía eléctrica solar espacial a partir de 2030. Y para ello, los ministros japoneses de Ciencia y de Economía han anunciado la creación de un consorcio de empresas dedicado a la investigación en este ámbito. Entre las empresas involucradas hay gigantes como Fujitsu, Mitsubishi Heavy Industries, NEC o Sharp.

La verdad es que todo esto no quiere decir mucho en el fondo, todo podría quedarse en una serie de estudios sobre papel y poco más. Pero es significativo que un gobierno como el de Japón ya empiece a interesarse tan seriamente por este tema. Quién sabe, quizás la generación de electricidad desde el espacio no esté tan lejos como podríamos pensar… Aunque la realidad no cambia: mientras no tengamos un sistema capaz de abaratar muy significativamente el envío de grandes cargas al espacio, de poco sirve desarrollar las tecnologías de generación de energía espacial: si el kilowatio generado sale a precio de oro, esa energía estará muerta antes de nacer. Pero bueno, por algo se empieza…

5 comentarios:

Luis dijo...

Hay algo que nunca me ha quedado claro sobre la generación de este tipo, una central de este tipo, suponiendo que se pusiera en órbita de manera que no tapara la tierra (o al menos que no siempre estuviera entre la tierra y el sol) no aumentaría la temperatura global?

No voy a tomar bando en ningún lado con el calentamiento global, pero esto no empeoraría la situación en cualquier caso?

Sigo tu blog desde hace algún tiempo, gracias por mantenernos informados en nuestros pasos espaciales

Javier Casado Pérez dijo...

Sí, creo que entiendo a qué te refieres: supongo que quieres decir que de esta forma más energía solar se desvía hacia la superficie terrestre, ya que se recogen rayos solares que "pasaban de largo" de la Tierra, y se redirigen hacia ella.
Pues sí, es cierto, esa energía recogida del sol se desvía a la Tierra, y cuando se consume lo hace disipándose en forma de calor. Pero en el fondo esta contribución no es demasiado significativa. El mayor problema del calentamiento global es un cambio en la composición atmosférica, por incremento de los niveles de CO2, que impiden en cierta forma que la Tierra se enfríe por la noche emitiendo radiación infrarroja al espacio, ya que el CO2 bloquea dicha radiación infrarroja. La generación de energía "limpia" (aunque como bien señalas, en el fondo ninguna lo es al 100%) no emite CO2, así que no contribuye a este efecto, que es el verdadero causante del calentamiento.
Por otra parte, el calentamiento al que tú te refieres se produciría también con el uso de cualquier otra forma de energía: si consumimos 1 kw de energía eléctrica producida por energía solar, al final de su consumo se habrá disipado como calor; y si ese kilowatio lo consumimos de energía producida por combustibles fósiles, por ejemplo, al final también se habrá disipado como calor, con la diferencia de que, además, habrá emitido CO2 (y otros gases contaminantes de los que últimamente se habla menos, pero que importan: óxidos de azufre y de nitrógeno, por ejemplo). Por tanto, creo que queda claro (espero) que es bastante mejor usar la energía solar.
¡Saludos!

Daniel Marín dijo...

Muy interesante Javier. Es curioso que en Japón se interesen por los sistemas SSP a estas alturas, cuando ya pensaba que era un tema guardado en el cajón de ideas para las generaciones venideras. Interesante, sin duda.

Saludos.

Richi dijo...

Parece que no son los únicos:
http://www.publico.es/ciencias/277798/schwarzenegger/producira/energia/solar/espacio

No sé yo si Governator sabrá realmente la pasta que vale todo esto.

Javier Casado Pérez dijo...

¡Muchas gracias por la información, Richi! Es curioso, no había leído nada al respecto en mis "fuentes habituales". Pero sí, parece que la cosa va en serio, y eso hace de esta iniciativa algo muy interesante... Estoy indagando en los detalles, y creo que escribiré una entrada sobre este tema en breve, si tengo tiempo.

¡Gracias!