26 enero 2010

Internet llega al espacio

A menudo utilizamos la expresión “universal” para hablar de algo extendido a nivel global por todo nuestro planeta, algo que en sentido estricto estaría mejor definido como “mundial”. Pero en el caso de Internet, cada vez estamos más cerca de convertirlo de verdad en una red de comunicación “universal”, en el sentido de cubrir todo el Universo. Vale, sí, me estoy pasando, para eso seguramente faltan eones, si es que llega algún día, y para entonces seguro que ya nadie se acuerda de lo que era Internet. Pero al menos el primer pasito en ese sentido ya lo hemos dado: si inicialmente la red global dejó la tierra firme para subirse a barcos y aviones gracias a enlaces vía satélite, ahora ha dado un salto más grande y ha llegado hasta el espacio: desde esta semana, Internet ya está disponible a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Hasta ahora, los astronautas a bordo del complejo tenían varias formas de comunicarse con tierra, y de hecho puede decirse que ya contaban con algunas de las aplicaciones que nos permite Internet: aparte de las conocidas conexiones por radio, hace años que los astronautas disponen de e-mail y de cierta capacidad para realizar llamadas telefónicas y videoconferencias a través de una conexión ligada a Internet. Pero hasta ahora les faltaba lo que más identificamos siempre con la red: la posibilidad de navegar por diferentes páginas y pasarse las horas muertas con las cosas más variopintas.

Pues bien, ahora ya también esa parte de la red global ha llegado a la estación espacial. A partir de ahora cuando vayan a recibir en la estación a un astronauta malayo (por decir algo) los tripulantes del complejo podrán usar la Wikipedia para aprender algo más sobre aquel remoto país, y así halagar a su invitado hablándole con conocimiento sobre su tierra. También podrán mantenerse más al día de las noticias de la Tierra leyendo la prensa online, o podrán seguir sus blogs favoritos mientras cumplen su misión; o publicar los suyos propios, que aunque en ocasiones ya lo hacían, tenía que ser a fuerza de enviar las entradas vía e-mail a la Tierra para que luego alguien allí las publicara.

Y sí, ya sé lo que estáis pensando, pillines… ¿se sentirá tentado en algún momento más de un solitario astronauta a navegar por las páginas de Playboy o similares durante su larga estancia lejos del hogar? ¿Se bajarán de la red la última película de Hollywood pirateada, ahora que no pueden ir a verla al cine ni poner la televisión por cable? Pues según informa la agencia espacial norteamericana, parece que no va a poder ser. Según declaraciones oficiales, el uso de Internet en el espacio estará sujeto a las mismas directrices de uso que tienen el resto de empleados gubernamentales en la Tierra. Lo que no aclara es si estas limitaciones son físicas (mediante filtros como Websense, que bloquean el acceso a páginas consideradas fuera del ámbito laboral) o se trata simplemente de una política de uso que confía en la ética del empleado. Me inclino a creer que será más bien lo segundo, me parecería un poco infantil que a personas con responsabilidades tan altas en su trabajo como son los astronautas, se les trate luego como a niños poniéndoles barreras físicas en el uso de la red. Pero bueno, cosas más raras se ven por ahí, cualquiera sabe…

6 comentarios:

Fernando dijo...

Según iba leyendo el artículo, estaba pensando: "joder, ¿qué pagina porno tendrá el honor de ser la primera vista desde el espacio?".

Pero veo que, de momento, no va a poder ser.

pasandoporaqui dijo...

HOmbre, estrictamente hablando, Universal no, pero lejillos si que ha llegado. Cuanto hace que se realizo la primera conexion wireless a internet? 10 años? 20?

Pues los que esten a 10-20 años luz de aqui ya disponen de la posibilidad de piratear la red del vecino cósmico. La señal debe llegar flojita, vale, pero lo peor tiene que ser el pedazo de lag que iban a tener los pobres :)

Javier Casado Pérez dijo...

:-D

Muy bueno ;-)

Daniel Marín dijo...

Por cierto, dice Maksim Surayev -medio en broma, medio en serio, me imagino- que el único ordenador con acceso a internet está en el segmento americano y que ellos apenas pueden utilizarlo ;-)

Un saludo.

Javier Casado Pérez dijo...

Mira que lo pensé... viniendo la noticia de la NASA, pensé que se habría incorporado a los ordenadores de la NASA, y pensé eso, qué pasaría con los rusos. Pues ahí tenemos la respuesta...

Anónimo dijo...

“Inversiones significativas y sostenidas en desarrollo de tecnología transformativa y demostraciones de tecnología de vanguardia para perseguir nuevas aproximaciones a la exploración espacial”.

Extraido del "Manual de Gobierno para gente sin ideas". Capitulo 4: "Frases socorridas y párrafos que no dicen nada pero justifican la papeleta". Editorial Moncloa. Autor: José Luis Rodriguez Zapatero.

De nada.