23 febrero 2010

Estudios raros

Mira que se estudian cosas raras en el mundo. No hay más que ojear los títulos de las tesis doctorales de un año cualquiera en cualquier carrera, o leer noticias en los periódicos sobre estudios de una universidad de Tasmania que confirman que conducir las noches de luna llena mientras se escucha a Shakira aumenta el riesgo de alopecia (es coña, pero seguro que hay algo parecido).

¿Que a qué viene esto? Pues a que me llega un aviso de la ESA de que se ha concluido el estudio cubierto por el contrato nº 21958 con la Universidad de Bremen. Un estudio con el bonito título “Cuantificando la reacción en el aterrizaje de las cucarachas”.

Como desconozco totalmente el tema, no voy a discutir el posible interés del estudio de cara a, por ejemplo, mejorar el descenso de vehículos sobre superficies planetarias. Pero vamos, no me digáis que no es chocante. ¿A que no os imaginabais que la Agencia Espacial Europea tuviera interés en estos bichos?

En fin, ya sé que es una entrada intrascendente, pero me ha llamado la atención. ¡Hasta pronto!

6 comentarios:

Jose M / Sandglass dijo...

pero... tú no has visto las bragas voladoras?

Javier Casado Pérez dijo...

Hombre, en un momento de arrebato todo sale volando ;-) Eso no necesita mucho estudio :-))

JM dijo...

que no leñe!! que hablo de un ornitóptero hecho con unas bragas!!

Gen X dijo...

pues habra que saber cual es el objetivo del estudio. no subestimes el alcance de los estudios por su objeto de estudio...

muchas veces pequeños organismos son indicadores de todo un ecosistema que mediante diferentes variables muestran alguna condicion del entorno. Indicadores pueden ser lagartijas, anfibios, artropodos, parasitos, la conducta... etc ;)

Javier Casado Pérez dijo...

Ya lo sé, Gen X, no lo subestimo, de hecho ya insinúo que probablemente investiguen sistemas de amortiguamiento para aterrizajes. Pero no deja de ser chocante y anecdótico, especialmente por el "asqueroso bicho" en cuestión, por eso lo comenté. Pero sí, poniéndonos serios, es cierto que la "biomimética", o "copia" de mecanismos naturales en la creación de nuevas tecnologías, es de gran utilidad. La última incorporación en ese campo ha sido un sistema de taladro de bajísimo consumo que se utilizará en futuras misiones interplanetarias para extraer muestras del subsuelo, que está inspirado en el ovopositor de la avispa de la madera (bueno, no sé si el bicho se llama así en español, la "wood wasp"). Desde luego que estos estudios tienen interés y utilidad, no lo niego.

Javier Casado Pérez dijo...

Jose Manuel, ya me imaginaba que no te referías a prendas íntimas lanzadas al aire en un momento de arrebato... pero como no tenía ni idea de lo que decías, hice la coña :-)))

Dejo el enlace de aclaración para el resto de lectores: http://blog.sandglasspatrol.com/index.php/noticias/55-exhibiciones/710-las-bragas-voladoras-ornitoptero