25 febrero 2010

La frase del día: “Una visión sin recursos es una alucinación”

La ha pronunciado el Administrador de la NASA Charles Bolden, y me ha gustado. Ha sido en respuesta a los críticos con la nueva política espacial de la Casa Blanca en forma de presupuestos para la NASA y la consiguiente cancelación del programa Constellation y, con ella, de la “Visión para la Exploración del Espacio” de George W. Bush.

A lo largo de estos años han sido muchos los calificativos dados a la “visión” de Bush por sus críticos, siendo el más habitual el que la tildaba de “visión miope” (calificativo con el que siempre he estado de acuerdo, ya que no era algo con visión a largo plazo en ningún sentido). La frase de Bolden va por otro lado, al no criticar el contenido de la “visión” sino su desarrollo, y es tremendamente explícita: “Una visión sin recursos es una alucinación”.

Totalmente cierto. Como sabéis, las revelaciones que se habían venido conociendo en los últimos tiempos (ya antes de que la comisión Augustine lo examinase a fondo) habían dejado claro que para cuando hubiera Ares I y Orión ya prácticamente no habría estación espacial a la que acudir, y que para cuando hubiera Ares V y módulo de alunizaje muchos de nosotros ya estaríamos disfrutando de la jubilación, con suerte; eso si no habíamos caído antes por el camino (crucemos los dedos…). En esas condiciones, pensar en viajes “a la Luna, Marte y más allá”, como se pregonaba en los primeros tiempos del programa Constellation, era justamente lo que dice Bolden: alucinaciones.

Eso sí, hay que reconocer que la “alucinación miope” de Bush nos permitió soñar por un tiempo. Pero ya lo dijo Calderón de la Barca: los sueños, sueños son.

20 comentarios:

miki dijo...

Teniendo que Bush II tiene contacto directo con Dios, lógico que sea un "visionario".

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en parte, javier, pero Bolden me parece tremendamente cínico. Dice que para tomar decisiones se basó en el informe de la comision Augustine, pero si bien la comision proponia lanzadores privados, no sugería siquiera cancelar el Orion. Otra mentira es decir al mismo tiempo que se termina Constelation por falta de presupuesto, y que se viene una nueva era de exploracion. Las dos aseveraciones son contradictorias.
Todos estamos de acuerdo en que Constelation usaba tecnologia obsoleta, en que no servia para nada, etc etc. Pero esa no es la razon por la que se cancelo. Se cancelo porque no había dinero. Es lo que se llama en psicoanalisis "racionalizacion": se justifica una decision a traves de un hecho verdadero, pero que no fue el que provocó dicha decision.
La inversion en nuevas tecnologias no se opone al desarrollo del ares V: ese mismo vector podria haberse usado para lanzar sondas científicas pesadas o para desarrollar etapas superiores de propulsion nuclear, si no nos gustaba el descenso pintoresco en la luna.
Por desgracia, el premio nobel de la paz sigue mas preocupado por aumentar el gasto militar que por la exploracion pacífica del espacio...

Javier Casado Pérez dijo...

¿Cínico? Bueno, está en un puesto político, ¿qué se puede esperar? :-)

De todas formas, yo sólo hacía alusión a esa frase en concreto, que me parece ingeniosa y acertada. En cuanto al resto, estoy prácticamente de acuerdo contigo (luego matizo), aunque empezaré por confesar que no estoy siguiendo en detalle las declaraciones y "rabietas" de uno y otro lado, que reconozco que ya me aburren y a menudo no paso del titular o como mucho de una lectura "en diagonal", a la espera de que el Congreso hable definitivamente y veamos la evoluación real, y no tanta pelea dialéctica de cara a la galeria (que evidentemente se hace con la intención de ganar adeptos; esto es pura política).

Decía que estoy de acuerdo contigo en parte porque dices que “el Constellation se canceló porque no había dinero”, y esto no es del todo cierto: el dinero sigue siendo el mismo, incluso un poco más con los nuevos presupuestos. Se canceló porque no era un proyecto realista con los fondos asignados, unos fondos conocidos desde que Bush pronunció su discurso en 2004. Vale, sí, Bush prometió un ligero (ligerísimo) aumento anual que luego no se concretó, pero echarle la culpa a eso me parece escurrir el bulto, porque un 1,1% de incremento anual no soluciona mucho. El problema del Constellation fue el que han tenido muchos proyectos a lo largo de la historia de la NASA: sobrecostes y retrasos sobrevenidos a lo largo de su desarrollo, haciendo que su coste real fuera muy superior al teórico inicial. Se canceló por falta de dinero, sí, pero porque se había dicho que se haría con “x” y luego resultó que la realidad eran 2 ó 3x. Y encima con problemas y retrasos. Esto es lo que vio no sólo la comisión Augustine, sino que se había venido revelando por filtraciones internas bastante tiempo antes (como un año antes, me suena de memoria). ¿Fue correcto o no cancelarlo? Por supuesto, los amantes de la astronáutica queremos que estos proyectos sigan adelante a cualquier coste, pero un gestor tiene que atenerse a los costes asignados. La comisión Augustine comparó el coste restante para finalizarlo frente al coste de empezar de nuevo, y prácticamente concluyó que merecía la pena empezar de cero.

Sí, es cierto que Augustine y compañía no mencionaron cancelar la Orión, y que ésta fue una decisión sorprendente. Sin más datos es difícil saber por qué se hizo. Siendo desconfiado (y yo en estas cosas lo soy), probablemente se consideró demasiado grande y cara para subir astronautas a la órbita (esto sería pensando que lo de ir más allá es algo todavía lejano). Pero también es cierto que la Orión tenía serios problemas de sobrepeso y su tecnología era de lo más convencional… quizás (y éste sería el punto de vista positivo) se pensó que para ir a la órbita bastaban los servicios comerciales y para ir más allá sería mejor desarrollar algo más eficiente e innovador. No lo sé. Pero, en el fondo, la cancelación de la Orión es prácticamente un detalle en el contexto global.

No defiendo la decisión de Obama, pero sinceramente tampoco puedo criticarla. Sí, lo ideal sería doblar el presupuesto de la NASA (que se conseguiría simplemente con el ahorro que supondría retirar unos cuantos soldados de Irak, por ejemplo), y entonces tendríamos para ir tirando con un Ares I, una Orión y un Ares V, aunque no fueran óptimos, mientras se va pensando en algo mejor. Sí, pero no vivimos en un mundo ideal, lamentablemente. La NASA tiene que vivir con el presupuesto que tiene, milloncejo arriba o abajo, más o menos (bueno, Obama ha subido su presupuesto unos cuantos miles de millones; menos da una piedra). Eso es lo que hay, aunque sea triste.

Sí, el dinero manda. El dinero y la política. Por encima de la ciencia y la exploración, muy por encima. Pero decir que se ha cancelado el Constellation por dinero, aunque es cierto, puede dar una idea equivocada si no se explica.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Yo pregunto que es lo optimo ? tener un plan o no tenerlo y estar inmersos en divagaciones sobre desarrollo de nuevas tecnologias, motores tal y cual, etc. Señores seamos serios el programa constelacion no era una maravilla y tecnologicamente no eran una novedad, pero ahi esta lo bueno y es que se basa en tecnologias probadas y que ha llevado al hombre lo mas lejos que ha estado nunca.
Me quedo alucinado cuando la gente o parte de las opiniones hablan de un programa apolo con esteroides como con recochineo, pues a mi personalmente me da igual lo que importa es que sea seguro y cumpla unas misiones, ir a la luna, asteroides o marte en un futuro lejano.
Lo que hay actualmente es un plan de ir a ninguna parte y confiar en unas empresas a que desarrollen un cohete y una nave con ayuda por cierto de dinero publico y no como deberia ser, buscar financiacion en el ambito privado.
Por favor la nasa tiene enorme experiencia en los cohetes y naves y no creo que ninguna empresa privada le llegue a las suelas.
La decision de obama y su perro faldero bolden es increible y nos esta vendiendo humo y eso no es bueno por que a este paso no salimos de la tierra en 50 años.

Una alternativa es el proyecto direct launch con material que existe y a un coste bajo.

Respecto a los sobrecostes del programa yo los considero logico por que la nasa no desarrolla una nave tripulada y cohete desde hace muchos años, concretamente desde finales de los sesenta y principios de los setenta con el transbordador, y desarrollar eso requiere paciencia y esfuerzo y no se hace de la noche a la mañana.

Solo espero que el congreso obligue a modificar el proyecto nasa y admitir de nuevo al ares 1 y orion.

saludos JORGE.

Anónimo dijo...

Es verdad que ademas de falta de dinero, hubo sobrecostes del proyecto original.

Muy cierto tambien que las declaraciones parecen hechas "para la tribuna", como bolden diciendo que invertir en nuevas tecnologías iba a permitir viajes rutinarios por todo el sistema solar interior... Bueno, tal vez en el siglo XXII ;)

Saludos!
El primer anonimo

Juan Antonio Fernández dijo...

Javier: "La comisión Augustine comparó el coste restante para finalizarlo frente al coste de empezar de nuevo, y prácticamente concluyó que merecía la pena empezar de cero."
El problema es que no se empieza de cero. Simplemente se cancela todo.


Anónimo2 (Jorge): Totalmente de acuerdo contigo. Es cierto que "una visión sin recursos es una alucinación", pero también es cierto que invertir en nuevas tecnologías, como propone ahora la NASA, sin un objetivo definido no es algo serio. Más bien lo veo como un derroche de dinero y de recursos: "Vamos a desarrollar nuevos sistemas de repostaje en órbita, que para algo servirá en el futuro..." ¡Menuda sandez! La única vez que el Hombre ha llevado humanos a otro cuerpo celeste ha sido fijando primero un objetivo, y luego desarrollando las tecnologías necesarias para cumplirlo (por cierto, que Apolo también tuvo retrasos y sobrecostes). Cuando se ha hecho de otra forma (el programa del Shuttle) ya sabemos todos como acaba...

Todo esto sin hablar de la pérdida de conocimientos (algo de lo que ya se habló en este blog). Cuando la NASA quiera retomar los vuelos tripulados en serio, nos preguntaremos todos dónde están los expertos. Pues estarán jubilados, viendo la Super Bowl con una cerveza en la mano y sin ánimos para meterse en un fregado de esa magnitud.

Anónimo dijo...

Me alegro de que coincidas conmigo juan Antonio Fernandez, solo comentarte de que hay una pequeña esperanza por que el congreso o parte del mismo esta muy enfadado con la actitud prepotente del presidente y del jefe de la nasa y es posible que haya cambios.

Yo en todo esto veo las cosas bastante claras y es que lo importante en la exploracion espacial tripulada es enviar a los astronautas en vehiculos fiables y seguros y el programa constelacion se basava en tecnologias provadas y seguras y todos estas personas que critican esa arquitectura definiendola como un APOLO segunda parte pues a mi juicio no tienen razon, por que el fin ultimo de un programa es llevar y traer de un modo seguro a los astronautas y eso lo cumplia el programa constelacion.
Otra cosa que yo haria es decirle a las empresas privadas, señores busquense el apoyo financiero y desarrollen el vehiculo y despues veremos pero por ahora no tendran ni un duro de dinero publico.
La nasa bajo mi opinion deberia establecer un calendario para desarrollar un vehiculo, nave, etc ajustado a su presupuesto, por que ahora el supuesto ahorro no se donde esta por que deberan pagar por viajar y dar dinero publico a empresas privadas para hacer lo que hacia de toda la vida la nasa.

saludos JORGE

Javier Casado Pérez dijo...

No quisiera hacer de malo de la película o parecer que estoy completamente a favor de la cancelación del Constellation: soy el primero al que le fastidia (iba a decir "le duele", pero la verdad es que no llega a tanto; quizás porque ya era escéptico antes) no disponer de un lanzador pesado y una nave con capacidad para misiones interplanetarias. Pero pensar que disponer de esos medios representaría una nueva era de exploración, también me parece simplista: recordemos que el proyecto Apollo se desmanteló por completo en cuanto se consiguió el objetivo político de llegar a la Luna. Simplemente, era demasiado caro para mantenerlo. La arquitectura del Constellation iba a ser probada y segura, sí... pero iba a tener el mismo problema por el que se desmanteló el Apollo: operarlo sería excesivamente caro.

Los costes de desarrollo, por elevados que sean, se puede decidir asumirlos; al fin y al cabo, se trata de un coste no recurrente, que algún día termina. Pero los costes operativos son recurrentes, constantes en el tiempo. Y si son altos, el futuro del proyecto lo tiene crudo. Esta fue, desde mi punto de vista, una de las principales amenazas que siempre se cernió sobre el futuro del Constellation, aunque se hubiese llegado a desarrollar todo el hardware.

Juan Antonio Fernández dijo...

Yo no critico la cancelación de Constellation, aunque como dice Javier, me fastidia no disponer de un lanzador pesado. Lo que sí critico es cancelarlo para no hacer nada. Con Constellation había objetivos y, según la propia NASA, no eran objetivos puramente políticos como en el caso de Apolo.

Está claro que la NASA está cargada de burocracia y pasar ciertos proyectos al sector privado está bien (Virgin Galactic declaró que con el dinero que habían gastado para hacer volar al SpaceShipOne la NASA sólo hubiera tenido para una presentación en PowerPoint. Es un poco exagerado, pero es una idea generalizada en la opinión pública). El problema es que la mejor empresa privada está a años de tener un lanzador pesado...

Anónimo dijo...

Y ojo no olvidemos que no son expertos en naves tripuladas y podria producirse una catastrofe por que no es lo mismo lanzar un satelite que un hombre.

Sobre el punto de que resultaria demasiado caro mantener el programa constelacion si se hubiese llevado a cabo y por eso se cancelo, pues yo creo que ese problema lo van a tener todos los proyectos tripulados que se intenten hacer, por lo tanto siguiendo los comentarios anteriores, jamas se realizaran ningun proyecto tripulado por ser demasiado caro a largo plazo y menos el desarrollo de un cohete gigante.

saludos jorge.

Javier Casado Pérez dijo...

No, yo no he dicho que el Constellation se cancelara porque fuera caro de operar; de hecho, estoy seguro que no se canceló por eso, sino por otras razones de corto plazo, no de largo plazo. Sólo decía que el hecho de contar con un lanzador adecuado no es la panacea para empezar a ir a la Luna, a Marte "o más allá", como decía el eslógan del Constellation; si te compras un Mercedes pero luego no tienes para pagar la gasolina o el seguro... pues queda muy bonito en el garage o para lucirte yendo a por el pan, pero poco más.
Y sí, ése es a día de hoy un grave problema del programa de exploración tripulada. Con la tecnología actual, la situación es esa, no era exclusivo del Constellation. Ahora bien, quisiera pensar que no es cierto que esto va a ser así siempre... Hay esperanzas hace años de que puedan desarrollarse nuevos sistemas que permitan abaratar significativamente los costes de lanzamiento. Pero claro, esto no se inventa en un rato de juntar a cuatro genios en una sala y esperar que tengan una "idea feliz", es algo que requiere tiempo y fuertes inversiones, y hasta ahora no ha habido ningún esfuerzo continuado en ese sentido. Pero bueno, nos salimos del tema...

En cuanto a pensar que el hecho de pasar el transporte de astronautas al sector privado vaya a significar bajar la seguridad... la verdad es que no lo creo. Estoy seguro que la NASA exigirá que se garantice esa seguridad, y que supervisarán en detalle todo el proceso. Que pueda suponer retrasos, que no sea tan fácil, que no sea tan barato como se espera... pues sí, puede ser. Pero dudo mucho que se esté dispuesto a sacrificar la seguridad. Al fin y al cabo, la NASA será el cliente, y exigirá unos mínimos. En el fondo, hay mucho de demagogia en todo esto: a día de hoy el Shuttle lleva años operado por un consorcio privado (ahora no recuerdo el nombre). La NASA supervisa el proceso y dirige las misiones, pero todo lo relacionado con el mantenimiento y demás está subcontratado a este consorcio. La diferencia entre subcontratación y privatización es un concepto de operativa económica, no del trabajo real.

Anónimo dijo...

Señor Casado, creo que si se cancelo el programa constelacion. No seria raro, que el sucesor de Obama pudiera cancelar el programa espacial de Obama (que en realidad, tambien es de BUSH, pero corregido y aumentado): Sistema transportación orbital comercial, y Desarrollo tripulado comercial. A parte que el U.S. Congress, tendría suficientes motivos para recortar aun más el presupuestos de la nasa a unos 1 o 2 millardos de dollars cuando mínimo, ya que la exploración espacial dejaría de tener importancia estrategica al ya no contar con objetivos claros y concisos para las misiones tripuladas más álla de la orbita baja terrestre.

Anónimo dijo...

Va a ver una reunion en florida con obama y gente del programa espacial en el mes de abril segun noticias de spacetoday, yo espero que obama recapacite sobre su mala politica espacial y autorice el desarrollo del cohete ares 1 y la capsula orion y la construccion de un cohete pesado, por que de lo contrario estados unidos dejara de tener un proyecto tripulado y tendra que mendigar donde colocar sus astronautas.

Yo si creo en el programa constelacion, solo le hace falta 2000 millones más de presupuesto anual, VAMOS LO QUE UN MES DE GUERRA EN IRAK Y AFGANISTAN.

saludos jorge m.

zeroauriga dijo...

A riesgo de ser despellejado en la plaza publica, hablaré de politica.
"Una visión sin recursos es una alucinación". Vale, la frase es muy bonita pero vamos a meterla en contexto: El transbordador revienta en la estratosfera y despues de sesudos estudios llegan a la conclusión de que la maquina se deja los cachos por el camino por imperativo legal, ergo, hay que buscar otra cosa.
Los alergicos a la palabra "internacional" entre los que se encuentra el señor Bush ven una puerta abierta para cargarse la Estación espacial ( ¡oh! ) Internacional. Los recursos del Constellation salian de borrar cositas, muchas cositas, en la NASA, objetivo no logrado porque supongo que
A) aun queda alguien con sentido comun.
B) los lobbys afectados tenian las uñas mas afiladas de lo que pensaban.
Por lo tanto, despues de amenazas fracasadas de bombardeos a la madre rusia y astronautas bolcheviques disparando a estadounidenses dentro de la ISS, los fundamentalistas antiinternacionales se quedan sin recursos para su juguete.
Luego tenemos al señor Obama y el conclave de Sabios (con mayuscula) que llegan a la conclusión que ya sabia hasta el gato.
Ahora tenemos la nueva visión timoneada por la cofradia del Powerpoint y esperemos que de una vez por todas puedan fabricar algun sucedaneo del transbordador sin dejarse los cadaveres de las P mentales por el camino.
Un saludo
Jose Andres.

Javier Casado Pérez dijo...

:-)))

Buen resumen ;-)

Camu dijo...

Buenos días,mi nombre es Carmen y quisiera hacer un intercambio de enlaces con su pagina web, la mia es www.coches-es.com/noticias

Si usted acepta su pagina aparecerá aquí: www.coches-es.com/noticias/paginas-amigas/

Quisiera que el enlace de mi pagina aparezca en su portada o en su web de páginas amigas bajo el título Coches, además mi página es una de las primeras en aparecer cuando se busca en Google.es la palabra COCHES, y la primera en diferentes países del mundo. Gracias por su tiempo.

Saludos

Pasandoporaqui dijo...

Casi dos meses sin un nuevo post! Los 'fans' estamos a la espera ;)

Javier Casado Pérez dijo...

:-)

Gracias por el interés. La verdad es que estoy vago últimamente. Podría poner excusas como que estoy muy liado (que es cierto), o que no hay grandes novedades en el panorama espacial (que si bien tampoco es del todo falso, es algo que sucede a menudo), etc. Pero la razón principal es que estoy vago, lo reconozco :-)

En fin, supongo que algún día lo retomaré, yo no doy el blog por cerrado, aunque lo parezca ;-)

¡Saludos a todos!

Anónimo dijo...

Pues hay mucho que comentar, como el discurso del presidente obama sobre el futuro de la nasa, los futuros proyectos privados, futuros rovers en marte (esa-nasa), son solo algunas ideas a tratar.

saludos jorge.

Javier Casado Pérez dijo...

Por supuesto que hay cosas que comentar, eso decía, que aunque no haya grandes novedades (que no las hay), si en estos años que lleva activo el blog sólo hubiera hablado de las grandes noticias, no creo que hubiera más de 10 ó 15 entradas (y quizás soy optimista). No, lo reconozco: el problema es mío. Pero bueno, dicen que cuando sabes la causa de un problema es cuando puedes empezar a resolverlo, ¿no? ;-)