16 enero 2007

Korolev y una clase gratuita de ruso

Que el ruso no es un idioma sencillo creo que lo tenemos claro. No hay más que echar un vistazo a cualquier web de aquella nacionalidad para que se te caiga el alma a los pies ante el despliegue de cirílico que aparece ante tus ojos, donde incluso descifrar nombres propios (que no se traducen) se convierte en una aventura. Una pena, porque páginas como la de Novosti Kosmonavtiki son magníficas.

Bueno, a lo que voy: el caso es que no sólo es difícil descifrar el cirílico, y más aún entender el idioma, sino que tenemos también el problema de la fonética. Porque uno ya está acostumbrado a leer Shakespeare y decir "Sékspir", pero leer Korolev y decir Korolyov no resulta tan evidente para la mayoría de nosotros.

Pues eso, que me enteré ayer de que Korolev se pronuncia "Korolyov". Ya sabía yo que no se pronunciaba literalmente "Korolev", pero no tenía clara la pronunciación. Korolyov era una alternativa, sí, y de hecho es una transliteración fonética que aparece escrita en bastantes sitios (aunque la transliteración directa del cirílico es Korolev), pero en documentales de habla inglesa había oído pronunciarlo "Korolyev", y ésta era la forma que yo utilizaba habitualmente (en mi pensamiento, más que nada, porque no sueles encontrar en la vida diaria mucha gente con la que charlar de la historia espacial rusa). Bueno, pues James Oberg (que habla ruso) nos aclara en un reciente artículo que no, que se pronuncia "Korolyov". Que la pronunciación "Korolyev" es una manía que tienen algunos, especialmente en la NASA, pero no es correcto. Pues nada, si él lo dice...

De todas formas, seguiré escribiendo Korolev, y no Korolyov, como hacen algunos, igual que escribo Shakespeare y no Sékspir. La verdad, no entiendo que mucha gente escriba Chéjov en lugar de Chekhov, y luego no escriba Aisenjagüer por Eisenhower. ¿Que hay más gente que sabe inglés que ruso? Totalmente cierto, pero no creo que ésa sea excusa para cambiar de criterio a la hora de escribir un nombre con su grafía original o de forma fonética. Si a los niños en el colegio, cuando aún no saben idiomas, se les enseña que Shakespeare se dice Sékspir o que De Gaulle se dice De Goll, no sé qué tiene de malo decirles que Chekhov se dice Chéjov. Nunca he entendido esa discriminación hacia lo ruso.

Bueno, volviendo al tema inicial, ahí queda esta clase gratuita de ruso, por gentileza de JimO, como a menudo le gusta firmar de forma coloquial. Ya sabéis, si Gorbachev era en realidad Gorbachov (¿o sería realmente Gorbachyov? pues a ver si va a ser que sí...), ahora Korolev es Korolyov. Y supongo que Tokarev será Tokaryov, Tupolev será Tupolyov, y así sucesivamente... A ver si un siglo de estos me decido por aprender ruso, y así no sólo podré pronunciar estos nombres como es debido, sino también leerme Novosti Kosmonavtiki...

8 comentarios:

Lara dijo...

¡Uf!!! El ruso tiene que ser muy pero que muy difícil.
He llegado a esta página de enlace en enlace y ¡qué curioso! te llamas igual que un antigüo compañero de clase, a ver si vas a ser tú.
Un saludo.

Javier Casado Pérez dijo...

No sé, muy antiguo tendría que ser... :-) Bienvenida por aquí, en cualquier caso.

Lara dijo...

¿Unos 20 años de antigüedad?

Javier Casado Pérez dijo...

Podría ser :-) Pero según veo en tu blog, por aquel entonces tú estabas terminando la EGB, y yo comenzando la carrera... así que va a ser que no... Pero vamos, puedes seguir leyendo el blog, de todas formas :-)))

Anónimo dijo...

Pues no, el ruso no es tán dificil, si muchos lo hablan y lo aprenden, ¿porque uno no¿. Primero hay que conocer el alfabeto cirílico y eso es una semana queda; ya conociendolo al leer algunas palabras descubriremos que son igual al español o muy parecidas como para entenderlas, como: normalna, popularna, actualna, optik, stop, sport, etc, y estas palabras significan lo que ustedes entienden, claro, muchas otras definitivo hay que entenderlas.

En el cirílico está la letra "E e" que se lee "ie", y está la letra "Ë ë" que se lée "io". Pero los rusos no siempre ponen estos dos puntos, pues ellos ya saben que palabras es "ie" y que palabras es "io", en este caso se lee "koroliov", y su translitareación directa es así, poner o decir "korolev" es incorrecto, pues es una transliteración hecha por personas que no conocen el ruso.

Aunque siempre hay discriminación o rusofobia -parece que nunca se quitará-, palabras como Chekhov, Tchaikovski o Khachaturian, son transliteraciones hechas del ruso al inglés, y pasan así al español, pero son incorrectas, para Chekhov, como el inglés no tiene el sonido de la "j" española, lo simulan con "kh", pero para los hispanohablantes "kh" no significa nada y se lee como una simple "k", en ruso se escribe con una "x" que es el mismo sonido de la "j" española, por lo tanto lo correcto es Chejov, igual pasa con Jachaturian, y correctamente sería Chaicovski. Pero si uno va a una tienda de música o libros no aparecerá así, sino de la forma inglesa incorrecta.

Saludos
Miguel, de México

Javier Casado Pérez dijo...

Interesante lo que apuntas. De todas formas, no estoy de acuerdo en lo que dices de que realmente deberíamos escribir Koroliov. Yo opino que deberíamos escribir Korolëv, y aprender a decir Koroliov al verlo. Es como la diéresis en alemán: Göring a veces se escribe Goering, pero personalmente opino que debe escribirse Göring y aprender a leerlo como "Guering" (más o menos). Si siguiéramos lo que tú propones, tendríamos que esperar también que alguien llamdo "Rafael Peña" se escribiera "Rafael Penya" en Cataluña, "Rafael Penha" en Portugal o Brasil, "Rafael Pegna" en Francia, y así sucesivamente... Mi opinión es que los nombres propios no deben traducirse, ni siquiera fonéticamente. Claro, que no soy experto en estos temas del lenguaje, comento lo que a mí me parece lógico, desde mi punto de vista...
Saludos

Daniel Marín dijo...

Creo que ambas transcripciones son buenas. Yo me decanto por Korolyov (o Koroliov) en vez de Korolev porque en ruso las letras "e" y "ë" son distintas, es decir, "ë" no se considera como una "e" con diéresis, sino que es una letra separada con su propia entrada en el diccionario. De todas formas, si optamos por la fonética pura, deberíamos escribir "Karaliof" en vez de Korolyov.

Eso sí, creo que hay que ser coherente. Si usamos Korolev, entonces deberíamos escribir Eltsin en vez de Yeltsin y Gorbachev en vez de Gorbachov, por ejemplo.

Un saludo y enhorabuena por el blog

Javier Casado Pérez dijo...

Desde que escribí este articulillo he aprendido un poco más sobre esto (no he aprendido más ruso, he aprendido más sobre ruso, que no es lo mismo... :-), y la verdad es que es complejo.
El problema, claro, es que el alfabeto es distinto, y hay letras cirílicas que no tienen equivalencia en el alfabeto latino; entonces se tiende a la transliteración fonética, pero como la fonética cambia de un país a otro, pues tampoco hay acuerdo. Así, la letra cirílica que equivale al sonido "J" (que no recuerdo cuál es) habría que ponerla como "j" en castellano, como "kh" en inglés, y así sucesivamente... y no veríamos el nombre igual escrito en ningún idioma. Eso es lo que me resulta "desagradable".
En el caso concreto de Korolev, yo propondría escribirlo como "Korolëv" en todos los idiomas, y saber que eso se dice Koroliov, igual que sabemos que Shakespeare se dice Sékspir. Pero sí, es un lío...