19 agosto 2009

TKS: ¿el ave Fénix del espacio?

Fue la noticia del día ayer en el mundillo espacial, tras el anuncio oficial realizado en el MAKS, el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio celebrado en Moscú. La empresa Excalibur Almaz anunciaba su proyecto de hacer resurgir de sus cenizas a un antiguo “fósil” de la carrera espacial, la cápsula TKS de la era soviética, para utilizarla en misiones orbitales comerciales.

Como sabéis, la TKS fue algo así como la alternativa del diseñador Chelomei a las Soyuz de Korolev, una nave tripulada diseñada principalmente para dar servicio a la estación espacial militar Almaz, también fruto del mismo diseñador. Sin embargo, el devenir de los acontecimientos quiso que no sólo las Almaz terminasen volando al espacio “camufladas” bajo el apelativo Salyut de las estaciones civiles de Korolev (una gran humillación para el orgullo de Chelomei, que veía así su creación oculta para la historia dentro del programa se su rival), sino que, además, se utilizó la nave Soyuz para darles servicio, siendo arrinconada la TKS tras algunos vuelos no tripulados.

Ahora, la empresa Excalibur Almaz pretende resucitar las TKS para enviarlas al espacio en misiones privadas. No se trata únicamente de misiones de turismo espacial (aunque no se descartan), sino que se hace hincapié en que se ofrecerán a la industria y a los investigadores para realización de experimentos en microgravedad que no requieran de la infraestructura existente en la ISS, por ejemplo. Se tratará, por tanto, de vender servicios orbitales a quien esté dispuesto a pagar por ellos, ofreciendo la cápsula, el lanzamiento, y un cosmonauta tripulante, dejando sitio a bordo para dos investigadores que lleven a cabo la experimentación deseada por el cliente.

La empresa anuncia que podría llevar a cabo los primeros vuelos de pruebas en 2012, con una primera misión comercial para 2013. Veremos si realmente la propuesta llega a hacerse realidad, para lo cual dependerá en buena medida de la financiación y los clientes potenciales que puedan conseguir. De momento, la empresa parece bien respaldada, tanto por personajes de gran relevancia en el mundo espacial, como por acuerdos con grandes empresas del sector, como la norteamericana United Space Alliance, la europea EADS Astrium, o la japonesa Japan Manned Space Systems. Quién sabe, si todo sale bien para la nueva empresa, puede que veamos resurgir la TKS de Chelomei como un auténtico ave Fénix del espacio 50 años después de haber sido diseñada. Para que luego digan que en el sector espacial se trabaja con tecnología punta… (Foto: NPO Mashinostroyenia)

9 comentarios:

FoxMulder dijo...

Hola Javier,

Estuve viendo las características de esta nave y resulta que pesa unas 20 toneladas, diseñada en un principio para ser lanzada con un Proton. ¿No resultará demasiado caro lanzar una cápsula para 3 tripulantes con un cohete de carga pesada? Dicen además que la prepararán para lanzarla con otros cohetes. ¿Se referirán a los Atlas 5 y los Delta IV?

Un saludo.

Javier Casado Pérez dijo...

La verdad es que no he profundizado mucho en este tema. Pero las 20 tm que comentas me parece mucho; en un rápido vistazo me ha parecido ver que anda por poco más de la mitad. Pero da igual, como dices es principalmente el lanzador el que supondría el sobrecoste. No he buscado datos comparativos del coste de lanzamiento de un Proton frente a un Soyuz, por ejemplo, pero es de esperar que sea más caro. En cualquier caso, tampoco tengo claro que se vaya a lanzar con Proton (tendría lógica, al ser el mismo fabricante para nave y lanzador, pero no he leído nada referente al lanzador previsto en ningún sitio, aunque ya digo que no he leído mucho al respecto). Pero supongo que si piensan en cohetes alternativos, lo lógico sería usar otros de tamaño medio, no veo necesidad de usar gigantes como el Atlas 5 o Delta IV para poner una nave tripulada en órbita baja.
En cualquier caso, ya digo que no he encontrado mucha información al respecto (tampoco le he dedicado mucho tiempo, eso es cierto). Saludos

Oso dijo...

De todas formas el Protón va a ser retirado en cuanto el Angara esté disponible por problemas medioambientales, ya que usa propelentes líquidos tóxicos.

Javier Casado Pérez dijo...

Sí, teóricamente una de las versiones del Angara sustituirá al Proton.

Anónimo dijo...

Caros colegas, se os propelentes representam cerca de 70% da massa de um lançador, o que representa esta porcentagem no custo de um lançamento. Alguem pode me dizer?

Anónimo dijo...

Uma outra curiozidade. Se ainda fossem produzidos, o Saturno 5 e o Energia teriam espaço no mercado comercial?

Javier Casado Pérez dijo...

Bueno, antes que nada te comento que tenemos un sitio más apropiado para este tipo de preguntas, en los foros: http://espacio.forosonline.es
También hay un link al foro en la parte superior derecha de este blog.

Bueno, pasemos a las respuestas: sobre el procentaje del coste de lanzamiento que corresponde al combustible, esto lógicamente depende del combustible utilizado, pero en general es un porcentaje muy bajo. No tengo el dato exacto a mano, pero es inferior al 10% (y quizás al 5%). Los propulsantes sólidos son los más caros (aunque el motor es más barato, y en conjunto resulta más barato), y dentro de los líquidos el precio es mayor para los propulsantes hipergólicos y menor para los criogénicos (aunque de nuevo con el coste del motor sucede justamente lo contrario).

En cuanto al Saturn V y Energia, la verdad es que a día de hoy no tendrían mercado comercial. Su utilización sería fundamentalmente para la exploración tripulada, así como, quizás, para el lanzamiento de pesadas cargas militares.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Prezados,
a aeronave que aparece em http://www.youtube.com/watch?v=cThIbDONerI representa mesmo uma tecnologia nova que possibilitaria transportar mais massa e volume por um custo muito menor?
Grato.

Javier Casado Pérez dijo...

No lo conocía. Su web es ésta: http://www.ekip-aviation-concern.com/

Según ellos, sí, es una solución al transporte aéreo revolucionaria, y más económica. Pero sin más datos, es difícil saber si todo esto es verdad o pura publicidad. La verdad es que me extraña que no tengan dinero para seguir adelante y renuncien a una oferta americana multimillonaria sólo por sentido patriótico... No sé, no sé...